La maternidad es un momento de total entrega, donde tu identidad como mujer y como persona y las relaciones y estructuras sociales y familiares se transforman.

Toda la energía se enfoca en el amor y el cuidado al Ser que acaba de llegar y a la vez es la fuente donde beber y recargarse.

 

Es un momento dulce, lleno de caricias, donde la vida te maravilla en su máxima expresión.

Es todo un lujo de sensaciones poder presenciar la vida de esta forma y poder acogerla, sostenerla, nutrirla y darle las raíces necesarias para su evolución.

 

Una preciosa oportunidad para verte en el espejo en el que se convierte tu hijo que viene a través de ti y que te ha elegido para que le acompañes y guíes en su camino.

Al mismo tiempo también conviven el cansancio, en ocasiones la inseguridad y la duda, los lloros, el sueño y las continuas adaptaciones.

Conviven la luz y la sombra conformando una época muy intensa emocionalmente.

Aceptar y colocar este nuevo puzzle es fundamental para el bienestar y la salud de la madre y el bebé.

 

El Yoga para Mamás y Bebés plantea principalmente un espacio donde acoger y compartir, donde escuchar al bebé más allá de los sonidos para poder verlo con atención plena y presencia, donde seguir fortaleciendo el vínculo que comenzó en el embarazo y donde aportar también un espacio para que la madre, el padre o ambos puedan dedicarse un tiempo a estirar y relajar el cuerpo, a respirar, a escucharse y a colocar y centrar la mente. El bebé integra en su estructura interna la relajación en un ambiente de calma y equilibrio.

 

BENEFICIOS:

• Fortalece el vínculo de apego con el bebé.

• Proporciona al bebe un ambiente de calma y equilibrio.

• Fomenta la escucha y la comunicación entre mamá y bebe aportándole este seguridad.

• Relajación y disminución de la tensión corporal.

• Ayuda a tener la mente equilibrada y centrada.

• Facilita la conexión con la intuición y el instinto maternal.

 

Destinado a mamás y también a papás con sus bebés que busquen un espacio donde compartir este momento de crianza con respeto y quieran cultivar la escucha y la conexión con el bebe y con ellos mismos.